domingo, 29 de enero de 2017

Alondras CF 2-4 SD Compostela

El Compos, más en forma que nunca, golea en Cangas y suma su tercera victoria consecutiva
Alineación: Lucas, Saro, Uña, Cardeñosa, Mon, Make, Taboada (Rubén), Diego Rey, Tomás, Recoba (Cabrejo) y Santi Gegunde (D. Nogueira).

La SD Compostela sigue con sus buenos números esta segunda vuelta. Pese a que comenzó con un muy mal partido frente al Deportivo B, parece que ese encuentro ha marcado un punto de inflexión en el conjunto compostelano, y desde entonces está contando sus partidos por victorias. Incluso fuera de casa, donde el equipo se pasó toda una vuelta sin ganar, ahora presenta un 100% de efectividad. Y además, con buen juego. 

La victoria de hoy, eso sí, hubo que sufrirla y trabajarla. El Alondras salió algo mejor plantado y era quien tenía la posesión del balón. Sin embargo, la primera ocasión era para la SD, en las botas de Tomás, pero su remate lo detenía el portero. Y paradójicamente, cuando era el Compos el que se iba haciendo con el control, los locales tenían su primera gran ocasión, que obligaba a Lucas a intervenir para evitar el tanto de los de Cangas. Minutos después, llegaría la genialidad de Recoba que ponía al Compos por delante en el marcador. El centrocampista, tras recortar en el lado izquierdo del área, mandó el balón a la escuadra derecha, en un remate ante el que el portero no pudo sino quedarse mirando. El gol hizo que los de Yago Iglesias se crecieran y empezaran a desplegar su mejor fútbol. Tuvieron ocasiones para poner tierra de por medio, pero no las aprovecharon. Santi Gegunde incluso mandó fuera el balón cuando sólo tenía que empujarlo, pero no por falta de acierto, sino por deportividad, al ver que el meta contrario estaba tendido en el suelo lesionado.

Seguro que más de alguno se acordó de este gran gesto de caballerosidad, puesto que finalmente el Alondras era quien de empatar el encuentro en el minuto 57, tras un centro desde la derecha rematado en el corazón del área. El Compos sufrió especialmente por esa banda, donde acusó la falta de un lateral natural. La SD por fortuna, no tardó en reaccionar. o mejor dicho, no tardó en reaccionar Diego Rey. El extremo asturiano demostró estar en un gran momento de forma y en cuestión de tres minutos hizo dos goles, primero de cabeza, y luego de vaselina en el uno contra uno. 

La victoria parecía ya encarrilada pero el Alondras logró recortar diferencias en el 71'. De nuevo centro desde la derecha, y de nuevo remate dentro del área y gol. Quedaban todavía muchos minutos por sufrir en los que seguramente los locales iban a apretar mucho. Sin embargo, al final no fue así, ya que Diego Rey volvió a marcar a diez minutos del final, firmando así  un hat-trick.

Tres puntos que traen la euforia a San Lázaro y hacen creer que este equipo puede cuanto menos dar guerra por los puestos altos de la clasificación. Ahora será trabajo del entrenador canalizar y controlar bien esa euforia puesto que este equipo tiene todavía mucho que remar y no se puede permitir excesos de confianza. Próximo encuentro, el domingo a las 17h frente al Castro.